Vuela Palabra

Luis Varela

Tomates, poemario de Luis Varela

En esta ocasión, quiero presentar un conjunto de poemas de Tomates, el poemario del colombiano Luis Varela, textos que nos sumergen en la complejidad de la experiencia humana a través de una exploración poética profundamente evocadora. En estos versos, el autor nos lleva a través de un viaje que abarca desde la contemplación de la vida en su forma más cruda y vulnerable, como en el sacrificio de una vaca antes del amanecer, hasta la reflexión sobre la pérdida y el legado familiar, como en el homenaje al abuelo en «Que brillen sus manos». Cada poema es una ventana a la intimidad de las emociones humanas, desde el dolor y la incertidumbre hasta la conexión y el amor incondicional. A través de imágenes vívidas y una prosa lírica, el poeta nos invita a reflexionar sobre nuestra propia existencia y el significado que encontramos en los momentos cotidianos y trascendentales de la vida. ¡Espero que disfruten la lectura!

Marisol Bohórquez Godoy







Poemas del libro Tomates (Entre Ríos, 2022)




Hacia una colina

Antes del amanecer
llevan la primera vaca al matadero.

Si estás cerca, allá en Campo Alegre,
escuchas el chorro de agua en la nuca de la vaca,
un chorro fino que tranquiliza los nervios
antes del golpe
y el derrumbe.

¿Quién no lo reconoce?
¿Quién no lo ha sentido?

Las demás vacas que van en fila,
hacia una colina donde todos
tendremos que llegar,
inician un rezo suave,
mientras la neblina las bendice
y les acaricia el lomo.

Aquel coro imperceptible, absurdo, aterrador,
estrecha la vida en su final
y el brote de la primera luz.





Que brillen sus manos

Mi madre llamó para contarme
que se había soñado en una fiesta.
Una voz le dijo
que mi abuelo estaba achantado,
pero no supo decirle
dónde estaba.
Este domingo ofrecerán una misa por él.

Mi abuelo nos llevaba los miércoles
a comer pescado
con la mano.
Despacio, y en silencio, le quitábamos
las espinas, las juntábamos en un mismo plato
como si estuviéramos acumulando,
con cuidado,
el dolor.

Hoy te lo digo, amá,
donde sea que esté mi abuelo
espero que brillen sus manos
como si hubiera comido pescado.




Lautaro

Aprendimos nuestros cuerpos juntos
descubrí tu espalda y tus brazos,
vos me señalaste un lunar que nunca he visto,
estuvimos entre hombres,
desarmados, en ese mundo tuyo de asma y toldillo,
que nos protegió de todo menos del viento
y de estar vivos, uno al lado del otro,
jugando, queriéndonos
sin un lenguaje establecido, sintiendo
nuestros penes a veces erectos
en los estómagos y en los muslos.

Nos cuidamos, como soldados,
en el barrio. Convivimos con las alarmas
en los oídos. Vimos el primer muerto juntos.
Los otros me los describías o yo te los contaba.
Todos miraban hacia un mismo lugar.




Luis Varela (Cali, Colombia – 1987). Es candidato al grado de Doctor en Filosofía por la Universidad de Hamburgo, ciudad en la que reside desde hace más de 8 años. Comunicador Social – Periodista de la Universidad del Valle y Magíster en Escrituras Creativas de la Universidad Nacional de Colombia. Se desempeña como docente de literatura, creación literaria y español. Ha publicado crónicas, poemas y cuentos en distintas revistas latinoamericanas. Tomates (Entre Ríos, 2022) es su primer poemario. Gracias a la organización foundintranslation sus poemas han sido traducidos al alemán y han sido publicados posteriormente en revistas como Signaturen (Munich, Alemania y Mosaik (Salzburgo, Austria. Ha participado en diferentes lecturas, entre ellas, la Hafen Lesung, un evento de carácter internacional y multilingüe con sede en Hamburgo.

Visits: 6304

¡SIGAMOS EN CONTACTO!

¡Nos encantaría tenerte al día con nuestras últimas publicaciones

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *