Vuela Palabra

Estamos en periodo de receso. Regresaremos con más contenido a partir del 01 de noviembre. Agradecemos su comprensión.

Poemas de María Fernanda del Castillo

Sol-edades de MARÍA FERNANDA DEL CASTILLO SUCERQUIA

Leeremos «Sol-edades» y otros poemas de María Del Castillo Sucerquia, nacida en Barranquilla, Colombia (1997), es una poeta bilingüe, escritora, agente literaria, tutora, y traductora. Ha participado en numerosos festivales de poesía del mundo y sus poemas han sido traducidos a varias lenguas y publicados en antologías y revistas. Es traductora y columnista en las revistas Vive Afro (Colombia), Raíz Invertida (Colombia), Cronopio (Colombia), El Golem (México), Palabrerías (México), Poesía UC (Venezuela), Mood Magazine (México), Atunys Poetry (Bélgica), entre otras.

 


Sol-edades

No pierdo de vista tu belleza por
los pies grandes, montuosos
que acarrea tu sonrisa de
abeja en lila

camino a mi pecho

me despierta el azote de ronquidos
y me echo a galopar por tu rostro
de momia boquiabierta
cada mañana
y nace oro el alba

desprecio la cúspide de la montaña
si mido tus manos silvestres
que rodean declive a declive
el éxtasis de mi caída

en tu vastedad
Jinete de espigas

no olvido tu belleza por
el miedo a la muerte
el sueño perdido
la herida de antaño

¡estás de atar, mi trigo amado!

a la perfección me describe
el pan tibio y tierno de tu ser

no me distraen cicatrices
patas de gallo
o la calvicie que te hace llorar
esconderte en mi crin

te inspira a ser monje
en el claustro de mi arcano trote

del pez bailarín de tu juventud
sólo quedan saltos
temblores, apretones
al dormir

o navegar mi lago jazmín
bálsamo primaveral en
el monte de tu noche

la uña del pulgar que llevas
encarnada hace décadas
y se pronuncia cuando el jugo de limón
se desliza de mi seno

la muerde
te arde
relinchas eses

he de amarte, Eros
simiente del Alma mía
aunque seas espejo de mis vicios
y desee romperte

no verme siempre

suma la edad de tu sol al mío
y como niño sapiente ven
al manzano de mi regazo

retorna a tu fuente.



Con-ciencia

Pierdo contigo el tiempo
amor tardío

la memoria se suicida ante la inocencia
amantes apresuran el hallazgo del olvido
bitácoras susurran dolor y mortandad

se aja el pasado en tu vainilla

me perpetúas bálsamo en
el terrible precipicio del
amar es ser

rememoro el sol oculto
tras la plata del día
el reloj tirano, la dantesca manecilla

instante a instante renazco
canto del segundero
rompe su vaina el silencio
arrebatas el momento a la fantasía
y al recuerdo

hierofante de esfinge infinita
vigía del sueño
abre tus ojos de vaca
inaugura mi verbo

enciendes gravedad en el presente
me anclas al rojo del clavel

en tu barca coexisten
nacimiento y muerte
triunfo y sacrificio
tu cuerpo con el mío
vacían cristales del ayer

¡ya no lloran los Ángeles!
arden horas en vaivén

tuve un largo bostezo antes de ti:
la arena se desliza oro

en la cintura del Elohim.




Ven-tolera

en tu barco pirata
hay anhelos de fuga que
me atormentan

se prende a mi vientre la tristeza
besa el cansancio del mar a cuestas
el crac, la polución
el simulacro de tu amor

la espuma a mis pies que no da tregua
me sumerjo en el todo del furor
—todo que pasa y nada deja
ni memoria, ceniza o pena

ya el viento tensa la cuerda
soy convicta de la urgencia
doblo la cerviz por
mi corazón que no sobrevive
a otra enmienda

el éxodo cuaja en la voluntad
susurra mi brújula
los muelles tiemblan

entonces la paciencia se impregna de melancolía
ve de reojo a la muralla
despluma garzas de promesas

arrojo en una botella el
mapa del soborno, la poqueza

y toda tu sal toda en mis
heridas riveras

se ancla en mi cabellera
la mariposa negra
llora guacamayos, rubíes
deshoja una historia de jazmín

tesoro inalcanzable
para el garfio
la isla de plástico
la sonda hueca

zarpa la viuda al navío
de mi arcano corazón
imperio aturquesado del sol

paraíso ajeno a resabios
fantasía del celo

¡mírame, mírame por el catalejo!

un alcatraz me lleva en su hombro
a reposar de tu siempre adiós
adiós de raíz arraigada, amarga
al centro de mi calma

¡adiós te digo
infeliz estatua!


Si te gustó esta publicación, también te puede interesar NUEVE MUJERES POETAS

Visits: 1350
close

¡SIGAMOS EN CONTACTO!

¡Nos encantaría tenerte al día con nuestras últimas publicaciones

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

1 comentario en “Sol-edades de MARÍA FERNANDA DEL CASTILLO SUCERQUIA”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *