Vuela Palabra

Estamos en periodo de receso. Regresaremos con más contenido a partir del 01 de noviembre. Agradecemos su comprensión.

William Alfaro

«Poética imperfecta» y otros poemas de WILLIAM ALFARO

Leeremos «Poética imperfecta» y otros poemas de William Alfaro quien nació en San Salvador en 1973. Es poeta, periodista y productor de radio y televisión.  Autor de los libros de poemas Omisible, Sal, Amargura, Proclive, y de las plaquetas Déjà vu y Ciudad Amenazada. Ha publicado su poesía en diversas antologías en muchos países, y ha participado en importantes festivales de poesía.




Poética imperfecta

Comenzó al borde de la cama
en la ciudad equivocada
tenía unas rosas marchitas
en un florero de cartón
por las noches tejía
con sus venas un abrigo para el verano
coleccionaba quebrantahuesos
y palabras prohibidas por Dios
un día palpó bajo su falda
le agradó el olor de la tinta fresca
y se quedó a dormir
cuando despertó
“la muerte era la vida entera”
habían libros rotos
y papeles dispersos
puertas y ventanas abiertas
ella estaba desnuda
como la primera vez
como cuando tuvo sueño
y mordió su carne
y bebió su sangre
como cuando fue un crepúsculo
golpeando la puerta de su vientre.




Metáfora sexual

Y sueñas a mi lado, duermes.
La sábana dibuja tu esencia desnuda,
senos cubiertos por el aire,
carne revelada por la luz.
Mis ojos cruzan los senderos del lienzo,
las fronteras de tu piel.
Tu cuerpo es una tierra habitada por mi cuerpo,
un presagio de las manos,
una voz nocturna, eco constante.
Viajamos por los resquicios de la noche.
La boca entreabierta de fulgores
susurra una inmemorial letanía de amor.
Traduce en gemidos el lenguaje de los cuerpos.
Tú y yo, apenas un sueño,
la prolongación de los tiempos.
Carne reencontrando carne,
“je vais et je viens”.
Tú me buscas,
me encuentras,
volvemos.
Sueñas a mi lado,
y yo,
sueño con un sueño.




Orgasmo gramatical

Te escribiré un poema en el que tú seas mi verbo.
Iremos al objeto directo, sin adjetivos, sin tiempos gramaticales.
En el sufijo no habrá pronombres y los complementos circunstanciales no tendrán comas criminales.
No nos detendremos en tildes diacríticas ni habrá conjunciones subordinantes. Todo
será coordinación copulativa, nunca disyuntiva y menos adversativa.
Morderé sin oraciones el pretérito imperfecto de tu lengua española.




El día que no nacimos

………………………………………….Un minuto de silencio por las madres de El Salvador
………………………………………….Laura Aguirre


Yo te pido perdón, madre, por haber nacido donde naciste, por ser hijo de la locura que jamás arropaste en tu vientre.
Yo te pido perdón, madre, por llevarte de la mano al llanto, por hundirte mis lágrimas como agujas.
Yo te pido perdón, madre, por terminar en la orilla de los sueños como una pesadilla que se ahoga con el agua amarga de los días.
Yo te pido perdón, madre, por este inmenso dolor que llevo tatuado en los labios con los que beso tu bendita frente.
Yo te pido perdón, madre, por robarte el brillo y la sonrisa en este postrero día, infinito, en el que no nacimos.



El rostro del antípoda

………………………………………….A Marcela y Maya, mi rostro duplicado.


Marcela pensaba que las palabras se formaban de pequeñas estrellas,
astros azules perdidos en las noches de los niños.
Maya creía que los colores fueron creados por una aurora
que se fue congelando en un rincón del planeta.

Yo pensaba diferente a ellas.

Afirmé que las palabras eran flechas-serpientes lanzadas por la muerte,
desesperadas mariposas que huyen de los sueños,
Supe, desde un inicio, que los colores no serían más que el negro, el rojo y el amarillo.
La noche que nací lo supe, oscura lengua del destino, sangre derramada en sus ojos, en una pálida flor del olvido.

Ellas saben más que yo, como por ejemplo, hacerme creer que estoy equivocado.



***Si te ha gustado esta entrada, también te puede interesar la poesía de ROQUE DALTON

Visits: 1073
close

¡SIGAMOS EN CONTACTO!

¡Nos encantaría tenerte al día con nuestras últimas publicaciones

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

2 comentarios en “«Poética imperfecta» y otros poemas de WILLIAM ALFARO”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *