Vuela Palabra

Dmytro Chystiak

Poesía de Ucrania en los versos de DMYTRO CHYSTIAK

No hay palabras para describir la impotencia que se siente frente a la guerra. Ucrania vive días oscuros y, desde lejos, somos incapaces de imaginar el sufrimiento de las personas que han perdido y siguen perdiendo a sus seres queridos en medio de esta barbarie, y de todos los que ahora son refugiados en otros países o aún intentan escapar en medio de los bombardeos diarios. Pareciera que la pandemia no nos enseñó nada nuevo y que, por el contrario, seguimos bajo la amenaza del verdadero virus: la especie humana que, frente a su sed de poder, derrama la sangre de sus propios hermanos. Para ello no existe vacuna o medidas de distanciamiento social que sirvan.

Tuve el placer de conocer al poeta Dmytro Chystiak en el Festival Internacional de Poesía Europa In versi. Sus versos nos sacuden y nos transportan a un territorio donde se necesita un poco de anestesia para poder soportar el dolor, pero a la vez nos persigue un rayo de luz y de esperanza. Así es el poema “Montañas” que presento en mi versión al español, el cual está poblado de símbolos interesantes; algunos de ellos, a mi modo de ver, vinculados al escudo de Ucrania que tiene un tridente, objeto que representa la trinidad para la religión gnóstica, y para algunos estudiosos, corresponde a uno de los símbolos de la alquimia. También hay referencias a la absenta, bebida que se hizo popular en Francia, debido al uso que de ella hicieron los artistas y que, irónicamente, fue denominada también “La santísima trinidad”, ya que es elaborada a base de tres ingredientes: ajenjo, azúcar y agua. Y, con las alusiones a la poderosa bebida, aparece el águila, lo cual me hace pensar en la marca de absenta “Pettit Pierre” que lleva un águila en la etiqueta y altas montañas al fondo. También hay alusiones a las Ondinas, seres mitológicos que en los escritos alquímicos de Paracelso representan el agua.

Espero que disfruten de estos versos que he traducido con imenso placer.


Marisol Bohórquez Godoy

 

 

MONTAÑAS


I

mira la espada que está hiriendo este río en llamas


y estas Ondinas en fuego

y el Águila de la absenta y la trinidad

mira que han venido con la rosa

de la mano que hechizó la sangre

y que brota de la sangre como una carcajada

y tus colinas que se vuelven mares

mira una ola luego otra una colina luego

otra un cielo luego otro

mira y canta

hay un pájaro sombrío en tu voz

y no se ha dado cuenta

que la luz aún no ha estallado



II

pero cuando aparece la luna malhumorada

resplandece la niebla y por un instante refleja el día que se va

amén tú mi fuente viva mis pequeñas piedras

que rompieron el agua azulada

mis campanitas mis caballitos lilas

tú que volabas en los brotes de la blancura

rayos de atardecer que empezaron su lamento

y tú mi pasión-mundo en decadencia

ustedes flores doradas que tejen sus voces

toca tus campanas por ahora una y luego otra

una segadora para podar aquí esta noche

no hay pasto sólo la nieve

la fuente sigue cantando dentro de la niebla

tal vez hay alguien cerca de mí detrás de la fuente aquí en la niebla

alguien que corta la luz o que puede tocar la campana

o tal vez la luz está hablando con la tierra en esta tarde

Escuché que alguien dejaba escapar su aliento a Mint cordial

mi llanto se reprime

tú cosechas tú cortas la luz

tus ojos se impregnan por completo del cielo azulado

y del pueblo de los vientos

Veo que la sangre gotea de tu brazo

gota a gota cae sobre estas flores blanquecinas

tus ojos aún aman ese cielo tan lejano

te podas sin podarte

tus ojos abrazan aún estas montañas tan lejanas y sin retorno

mi hermano dime ¿cómo tu canto ha superado la herida?

pero mira la luz  que se está convirtiendo en plata

luego en noche de cobre

tal vez la segadora de la luz sea suficiente

para hallar la voz que dejamos de escuchar



III

el tiempo es ahora verde y tu tierra


está llamando y no hay manera de esconderse

no hay forma de ocultar la conciliación


pero no estés triste

el día claudicó y sin embargo

las rocas cantan en tu fuente

y las raíces tiemblan en tus hojas

no hay forma de ocultar la conciliación


sólo trae el sueño que llevaste de los vientos y lagos

hasta los soles ponientes que se reflejan en las lágrimas de lunas

tal vez tu visión abrazará estas nubladas palabras y su música

tal vez ellas son sólo sueños que esta tierra imaginó en tus ojos

tal vez esta tierra espera superarse a sí misma

también tú



Dmytro Chystiak
nació en 1987, es un poeta, cuentista, crítico literario y periodista de habla ucraniana, francesa y rusa. Es profesor asistente en la Universidad Nacional Taras Shevchenko Kyiv, editor de la revista Mova ta istoria (Lengua e historia), autor de una tesis sobre mitos antiguos en los dramas de Maeterlinck. Publicó 15 libros, entre ellos 2 colecciones de poesía, Where the snow passed (2006) y Overgarden (2012) y una gran cantidad de cuentos que le valieron algunos premios nacionales e internacionales en Ucrania (Premio Smoloskyp, 2010, Premio del Gobierno Ucraniano, 2011), Francia (Premio Internacional de Autores Jóvenes, PIJA, en 2008), Bélgica (Premio Kraainem de novela corta en 2009), Alemania (Premio Oles Honchar en 2008). Tradujo a muchos autores francófonos (Maeterlinck, Yourcenar, Bonnefoy, Van Lerberghe, Mozetič, etc.) que le valieron varios premios, entre ellos el Premio de traducción de la Federación Valonia-Bruselas (2012) y muchos escritores de Ucrania al francés. Sus textos fueron publicados en Albania, Armenia, Bélgica, Bulgaria, Croacia, Francia, Alemania, Grecia, Macedonia, Serbia y Suiza. Miembro de la Unión Nacional de Escritores de Ucrania, de la Asociación Europea de Periodistas, miembro correspondiente de la Academia Europea de las Ciencias, las Artes y las Letras.

Visits: 937
close

¡SIGAMOS EN CONTACTO!

¡Nos encantaría tenerte al día con nuestras últimas publicaciones

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.