Vuela Palabra

Equipo de Vuela Palabra

Especial de Vuela Palabra: siete poemas, siete voces distintas

En el día de hoy damos cierre al calendario 2022 de nuestra revista y queremos hacerlo de una manera especial. Nuestros editores y colaboradores son todos, a su vez, escritores de poesía. Es por esto que deseamos compartir un poema de cada uno de ellos. Esperamos que disfruten de esta pequeña muestra de nuestro amor por la palabra poética y de nuestra gratitud hacia ustedes, nuestros fieles lectores.

Equipo editorial

 



ELENA MARQUÉS NÚÑEZ

 



Cementerio de San Fernando

A L. N. P.
In memoriam


Aguardando el calor de tus cenizas,
el sol incineraba nuestros huesos
y abría los pasillos de la casa
que juntos habitamos algún día.
Alguien habló del juego en la escalera,
de la engañosa altura de sus tramos,
del temor a lo oscuro, a doblar las esquinas y encontrarse
a nuestro propio miedo frente a frente.
Otros se demoraron
en el recuerdo alegre de los días festivos,
la mesa con las copas,
el tableteo de losas y los ecos
de aquel salón lejano y escondido
que ocultaba quién sabe qué secretos.
Las teclas del piano, el techo inalcanzable, la alacena
vertical y maldita con sus fotos de muertos.

Aguardando el calor de tus cenizas,
más juntos esta vez,
volvimos a habitar por un instante
la luz inalterada de la infancia.

 


ANDREA MURIEL

 



Afterlife

a partir de Cecilia Pavón



Suena básico
todxs nos vamos a morir
y no hay nada que pruebe lo contrario:
ningún descubrimiento científico
o nota del periódico
aunque sí muchas pelis
y libros
que cuestionan el negro
lo reimaginan, lo disuelven.
No sé qué me parece ligeramente más deseable:
la luz al final del túnel
llegar a la puerta de San Pedro
o la desconexión
sin más.
Qué tragedia, pienso
una aquí intentando subsistir
como sea que se pueda
para que de todos modos
acabemos en el silencio.
¿Y si sí existiera el limbo
o el infierno?
¿Y si en vez de ser pura ausencia
fuera todo lo contrario?
¿Quizás una fiesta,
un lugar con muchxs desconocidxs
que abarroten
la pista de baile?
¿Y si al llegar ahí
olvidara quién soy
quién fuiste?
¿Y mi cabeza se llenara de pájaros más grandes
de un glitch moderno
y distintas voces?
¿Y si las lágrimas de lxs de arriba
llorando la muerte de ese novato
desconcertado
que entra al bar de la posmuerte ahora mismo
nos cayeran como agua fresca
resbalando
con el sudor de nuestros cuerpos
abiertos desde cero?
¿Y si ya me dejé llevar
y me estoy confundiendo
con un capítulo de Rick y Morty?
Aunque la verdad
no puedo dejar de ver
el bar ese
del que te cuento
en estilo de caricatura
de bordes negros
y colores claritos.
Tal vez el mundo después del mundo
sea así
y nos volvamos lo más caricatura
que hemos sido
con nuestros defectos por delante
para que lx espectadorx
empatice desde el episodio piloto
con todos nuestros fracasos
y no cancelen la temporada.
Yo, por ejemplo,
cuando cortan una serie que me gusta
y no puedo ver lo que sigue
me pongo triste
y cuando una serie que me gustaba
la alargan demasiado
hasta que hay demasiado huecos
y personajes
que sin más desaparecen
apago la televisión.

 


GIANNI DARCONZA
Traducción de Marisol Bohórquez Godoy

 


Despertar

En cada despertar se repite
el milagro de la luz
que enciende las tonalidades del alba
de un mundo que emerge de la nada
Me despierto y aún respiro
los colores de la naturaleza
y contemplo allá arriba en el cielo
el himno de los gorriones de la mañana
el prodigio de las golondrinas en vuelo
entre nubes doradas en el horizonte
Cuando llega el atardecer me pregunto
si todo esto no es el sueño
de una inconsciente mariposa
que ha imaginado toda mi vida
en el tiempo infinitesimal
de un simple batir de alas
antes de volverse a despertar

 


ALESSANDRA CORBETTA
Traducción de Marisol Bohórquez Godoy

 


Días de julio
Veintitres

A unos pasos de distancia,
ella escucha los versos de Emily
él hurga distraídamente en su mochila
(cada uno de los dos con la intención de encontrar
alguna razón para vivir
.)
Las letras rojas y blancas
                  que dicen OSAKA
un par de lentes de diva
todo en espera, como si algo
pudiera realmente suceder.
Pronto se darán la mano
intercambiarán nombres,
un saludo fugaz: serán
desconocidos de otro tipo.
Pero la hora del encuentro– se sabe –
nunca es en el momento justo,
así el encuentro pasa
a un tal vez sombrío de finales de verano
                  donde todo
ya esta en proceso de

 


FABIOLA CASTELLANI
Traducción de Marisol Bohórquez Godoy

 



Todo cambia todo

Es increíble cómo todo cambia en la vida
y cómo todo se repite indefinidamente
como un mantra,
como el ciclo continuo de una lavadora.
Nos aferramos el uno al otro
como prisioneros dentro de un tornado,
buscando puntos de referencia
como beduinos en el desierto,
en un agujero negro del que ya ni siquiera la luz puede salir.
El tiempo, el espacio
van más allá de todo entendimiento humano
cuando forman dos elipses
dos caras de la misma moneda
dos lados del mismo espejo
reflejo el uno del otro.
El cambio es la única certeza
tratamos de dar un para siempre a todas las personas y cosas que nos rodean,
estrellas polares de una galaxia desconocida
destinada a derrumbarse tarde o temprano,
como nosotros por otro lado,
supernovas aguardando por un cielo para iluminar
y esperamos simplemente que ese único instante juntos dure siglos.


 


ANTONIO OJEDA

 


Terminal Sur

El nadir es la brújula.

El único destino posible
siempre ha sido el mar.

Desde antes, desde niño,
desde hace años cuando no sabía
que era mi sueño más grande
hasta el día en que nos presentaron.

Fue con otra cara,
otro calor.
Con otra humedad,
con otros caminos.
Hace tantos años ya.

Hoy qué podría decirle,
no le sé nada en esta playa.

Sólo le conozco
a orillas del Atlántico.

El mar.
La mar.

El encuentro.
Nuestra soledad.



MARISOL BOHÓRQUEZ GODOY


Las trampas del destino

Mírame aquí
como un dardo arrojado al azar
que se clavó en pecho ajeno

Distante invoco la ruta
que debí seguir
y veo barcos de papel
naufragando
en un horizonte sin palabras

Mañana
cuando el sol renazca en mis ojos
el silencio se clavará en mi garganta
como dos afilados puñales

Mi alma empantanada
en la desesperación de lo perdido
buscará en el mapa de tus labios
la única salida

Visits: 6212
close

¡SIGAMOS EN CONTACTO!

¡Nos encantaría tenerte al día con nuestras últimas publicaciones

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *