Vuela Palabra

Raffaela Fazzio-VP

Entre las especies y otros poemas de RAFFAELA FAZIO

Leeremos, en la traducción de Marisol Bohórquez Godoy, “Entre las especies” y otros poemas de Raffaela Fazio (Arezzo, Italia 1971). Pasó diez años en varios países europeos antes de instalarse en Roma, donde trabaja como traductora. Licenciada en lenguas y políticas europeas en la Universidad de Grenoble, luego se especializó en la Escuela de Intérpretes y Traductores de Ginebra. Posteriormente, obtuvo un Diploma en Ciencias Religiosas y una Maestría en Patrimonio Cultural de la Iglesia de la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma. En el campo de la iconografía, publicó Rostro de fe. Una breve guía de las imágenes cristianas primitivas (2011). Es autora de varios poemarios. Entre los más recientes: El arte de caer (Biblioteca dei Leoni, 2015); Desatarás tus trenzas (Coazinzola Press, 2017); El último cuarto del día (La Vita Felice, 2018); Midbar (Raffaelli Editore, 2019); Tropaion (Puntoacapo Editrice, 2020); Tamaño natural 2008-2018 (archipiélago de Ítaca).




ENTRE LAS ESPECIES

Tan inseguro el hombre
tan diverso
de todo
si en el resto de la creación
el primer contacto entre las especies
es hambre, no asombro.

Pero el hombre no está hecho
para la batalla.
Su inmovilidad
se asemeja a la conciencia
o a su sonajero:

un salto
y después la maravilla.




TRA LE SPECIE

Così insicuro l’uomo
così diverso
da tutto
se nel resto del creato
il primo contatto tra le specie
è fame, non stupore.

Ma l’uomo non è fatto
per la lotta.
Il suo indugiare
somiglia alla coscienza
o al suo sonaglio:

un salto
e poi la meraviglia.




CONOCIMIENTO

En sus vendas
cada cosa
espera que la mirada
la reconozca, la salve

la desnude

a fin que de ella permanezca
aquello que la luz golpea:
esbelta enredadera
entre mundos solitarios.

O incluso menos:
voz que el sueño crea
danzando a su alrededor
como el hilo que una araña
produce
desde su interior.




CONOSCENZA

Nelle sue bende
ogni cosa
attende che lo sguardo
la riconosca la salvi

la spogli

finché di lei rimane
ciò che la luce colpisce:
esile liana
tra mondi solitari.

O ancora meno:
voce che il sogno crea
danzandole intorno
come il filo che un ragno
produce
dal suo interno.




OPUESTOS CONTIGUOS

Como el sol busca en la noche

el lado opuesto de la tierra
lo familiar se mueve hacia lo desconocido.
Tú y yo que en la guerra
nos amamos
ahora regresamos
a dos treguas lejanas.
Dejamos la cama
soleada y deshecha
como un absoluto que en vano
buscaría un límite
como un decir infinito
que se retracta de lo dicho.




OPPOSTI CONTIGUI

Come il sole cerca di notte
l’altro versante della terra
il familiare si sposta nell’ignoto.
Io e te che in guerra
lucenti ci amiamo
ora torniamo
a due paci lontane.
Lasciamo il letto
assolato e sfatto
come un assoluto che invano
cercherebbe un confine
come un dire infinito
che si ritira dal detto.




* * *

Voy a reiniciar
el viaje
la historia de un rostro
que nunca he tocado
el día
que se acaba.
Lo reinicio
desde un instante preciso.
Luego muevo ese momento como si fuera
la punta de un compás
para ver
con igual radio
la transformación del diseño
y el coraje con el que se compromete
la memoria
en el hacer de sus pasos cerrados
una danza de victoria.




Faccio ripartire
il viaggio
il racconto di un viso
che non ho più toccato
il giorno
che è finito.
Lo faccio ripartire
da un attimo preciso.
Poi sposto quel momento come fosse
la punta di un compasso
per vedere
con uguale raggio
il mutare del disegno
e del coraggio con cui s’ingegna
la memoria
nel fare dei suoi chiusi passi
una danza di vittoria.



***La fotografía de la autora es de Dino Ignani

Visits: 1671
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *