Vuela Palabra

Loreto Sesma-Vuela Palabra

Tres poemas de la española LORETO SESMA

Leeremos tres poemas de Loreto Sesma, poeta española nacida en Zaragoza en 1996. Se dio a conocer gracias a su constante actividad en las redes sociales YouTube e Instagram, pero también luego de obtener el Premio Internacional de Poesía Ciudad de Melilla en el año 2017.
Estudió Periodismo Bilingüe y empezó a publicar poemarios muy joven. Hasta la fecha sus obras son: 317 kilómetros y dos salidas de emergencia, Amor revólver, Náufrago en la 338, Alzar el duelo, No bastó con querer, y La princesa.


Selección de poemas de Amor revólver, Espasa Libros S. L. U., 2016

 


***

Pienso en ti.
Te recuerdo en mi cabeza con la autorrecomendación de no dejar
            que me empapes el alma,
que solamente te quedes paseando por mis pensamientos.

Llevo arrastrándome tanto por el barro,
que tú me sabes a lino en una piel quemada.

Te diría que eres el conejo blanco
que siguió Alicia para salir de su laberinto
(y meterse en otro).

Eres la boca del lobo
que devoro
con el ansia de quien lleva sin comer meses.

Eres (la) locura
que cometo siendo cuerda
y consciente,
como el cocainómano que busca camino de nieve hacia el cielo
con fugas ya en el tabique.

Despiertas mis instintos olvidados,
como una perra en celo
que se salió de la manada
para cruzarse con un zorro.

Tengo el estómago vacío
y tanta hambre (de ti)
que no me hace falta que me digas «ven»
para que lo deje todo.




***
Se me están durmiendo las manos de tanto cruzar los dedos,
como si así todo fuera a ir mejor.

Se me están durmiendo los pulmones
de tanto soplar unas velas que nunca se apagan
ni cumplen deseos.

Se me están durmiendo las piernas de tanto correr
para llegar a una casa
donde ya nadie me espera.

Se me duerme el corazón,
agotado,
de tanto reponer sangre después de cada golpe.

La sonrisa,
y ahora parezco uno de esos muñecos con las comisuras al revés.

Se me cierran los párpados porque no quiero darme cuenta,
no quiero verque de nuevo no he llegado a tiempo.

Me estoy durmiendo,
y lo que es peor,
ni aún así consigo soñar
ni que empiece a las horas un día nuevo.




***
Chiquitina.

Encogida y en posición fetal,
ensayando la salida a una vida
cuando muchos querían de mí el aborto.

Absorto en su cálculo sobre a cuántos niños tiene que asustar,
el monstruo se ha quedado dormido.

Pido,
si no es mucho,
extender los dedos sin que nadie me los corte antes.

Ya no sé quién soy,
perdí mis huellas dactilares poniendo la mano en el fuego por
            personas que no
merecían la pena.

A veces tampoco quiero saber quién soy
y me emborracho hasta escupir
una saliva que parece gasolina.

Me imagino sus manos aterrizando en mi piel,
como cerillas encendiéndose
y veo volar todo por los aires.

Qué cosas es capaz de hacer una niña,
una anciana agotada,
para poder volar.

Me he volado la cabeza,
y me he imaginado a la pena después
utilizando mis sesos como peonzas.

Ahora entiendo el:
«Deja de darle vueltas».

Quiero bajarme de esta montaña rusa,
de esta montaña sin vistas,
de esta cima sin nieve.
Quién habrá sido el adulto que se haya esnifado sus nevadas
            cúpulas,
en qué sucio baño.

Nunca he entendido por qué algunos juegos vienen con
instrucciones,
algunas personas te imponen sus leyes
o el motivo por el que no puedes quebrantar sus normas.

A ellos les diré la única que yo sigo:
despiertas,
naces,
amas,
amas,
amas
y mueres.

Visits: 1125
close

¡SIGAMOS EN CONTACTO!

¡Nos encantaría tenerte al día con nuestras últimas publicaciones

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *