Vuela Palabra

Sylvia Plath (soy vertical)

«Soy vertical», un poema de Sylvia Plath

Hoy me complace presentar, en mi traducción al italiano, y en la traducción al español de Marisol Bohórquez Godoy, el poema de la poeta estadounidense Sylvia Plath, «I Am Vertical», en el cual la escritora indaga en el anhelo complejo de una existencia alternativa, explorando la contemplación de la vida en posición vertical versus horizontal. Plath expresa el deseo de liberarse de las limitaciones de una postura erguida, desvinculándose del simbolismo tradicional de los árboles y las flores. La hablante desafía las nociones de inmortalidad y belleza atrevida asociadas con la naturaleza, presentando una reflexión conmovedora sobre la naturaleza efímera de la vida humana. A medida que se desarrolla el poema, Plath encuentra consuelo en la tranquila comunión con el mundo natural durante la quietud de la noche, contemplando la posibilidad de una conexión más significativa en un reposo horizontal. «I am vertical» es una profunda exploración de la existencia, la mortalidad y el diálogo íntimo entre el yo y el cosmos.


Fabiola Castellani

 





Soy Vertical

Pero preferiría ser horizontal.
No soy un árbol con mis raíces en la tierra
succionando minerales y amor maternal
para que cada marzo pueda resplandecer en hojas,
ni soy la belleza de un lecho de jardín
atrayendo mi cuota de admiraciones y estando espectacularmente pintada,
sin saber que pronto debo perder mis pétalos.
Comparado conmigo, un árbol es inmortal
y la cabeza de una flor no es alta, pero más impactante,
y quiero la longevidad del primero y la audacia de la segunda.

Esta noche, a la luz infinitesimal de las estrellas,
los árboles y las flores han esparcido sus frescos olores.
Camino entre ellos, pero ninguno me está notando.
A veces pienso que cuando estoy durmiendo
debo parecerme perfectamente a ellos,
pensamientos desvanecidos.
Para mí, es más natural estar acostada.
Entonces el cielo y yo estamos en conversación abierta,
y seré útil cuando finalmente me acueste:
entonces los árboles puede que me toquen por una vez, y las flores tendrán tiempo para mí.




Sono verticale

Ma vorrei essere orizzontale
Non sono un albero con le mie radici nel terreno
Che succhiano i minerali e l’amore materno
Cosicché ogni Marzo potrei risplendere nelle foglie,
Non sono nemmeno la bellezza di un’aiuola
Che attrae una serie di ‘ah’ ed è spettacolarmente dipinta,
Inconsapevolmente devo presto sfiorire.
Comparato a me, un albero è immortale
E una corolla non alta, ma più sorprendente,
E voglio la longevità dell’uno e l’audacia degli altri.
Stanotte nella luce infinitesimale delle stelle,
gli alberi e i fiori stanno sprigionando le loro fresche fragranze.
Cammino intorno a loro, ma nessuno di loro pare notarmi.
Ogni tanto penso che quando sto dormendo
Devo assomigliare a loro perfettamente—
I pensieri si offuscano.
E’ più naturale per me stare distesa.
Poi il cielo ed io siamo in conversazione aperta,
E sarò utile quando sarò distesa infine
Poi gli alberi per una volta potrebbero toccarmi, e i fiori avrebbero tempo per me.



I Am Vertical

But I would rather be horizontal.
I am not a tree with my root in the soil
Sucking up minerals and motherly love
So that each March I may gleam into leaf,
Nor am I the beauty of a garden bed
Attracting my share of Ahs and spectacularly painted,
Unknowing I must soon unpetal.
Compared with me, a tree is immortal
And a flower-head not tall, but more startling,
And I want the one’s longevity and the other’s daring.

Tonight, in the infinitesimal light of the stars,
The trees and flowers have been strewing their cool odors.
I walk among them, but none of them are noticing.
Sometimes I think that when I am sleeping
I must most perfectly resemble them—
Thoughts gone dim.
It is more natural to me, lying down.
Then the sky and I are in open conversation,
And I shall be useful when I lie down finally:
Then the trees may touch me for once, and the flowers have time for me.

 


Sylvia Plath (Boston 1932 – Londres 1963). Poeta, novelista y cuentista. Una de las mayores representantes de la poesía confesional. Conocida por el tono íntimo y la crítica social en su escritura. Sus libros más conocidos son El coloso y Ariel, además de su novela autoficcional La campana de cristal. En 1982 ganó el Premio Pulitzer por sus Poemas completos.


 

Visits: 2221

¡SIGAMOS EN CONTACTO!

¡Nos encantaría tenerte al día con nuestras últimas publicaciones

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *