Vuela Palabra

Euler Granda

Poema sin llanto y otros poemas de Euler Granda

El día de hoy voy a compartir, en mi traducción al italiano, una selección de poemas del poeta y médico psiquiatra ecuatoriano Euler Granda. Su condición de médico le puso a menudo en contacto con una cotidianidad amarga y terrible, que él supo enfocar desde una filosofía equilibrada en sus poemas, que se caracterizan por una profunda crítica social y humana. Como en “Poema sin llanto”, donde se cuenta la muerte de uno de “los nadies” de la sociedad (para utilizar una expresión del poeta uruguayo Eduardo Galeano) como si valiera menos que un viejo animal sin futuro.

Gianni Daronza

 



Pero cría palabras
y un día te sacarán los ojos.

Ma alleva parole
e un giorno ti caveranno gli occhi.




POEMA SIN LLANTO


Hoy mataron a Juan el Huasicama
lo mataron a palo en día claro,

lo mataron por indio,
porque trabajaba como tres
y nunca sació el hambre,
porque junto a los bueyes
arrastraba el arado,
porque dormía sobre el suelo
y con su mala suerte cobijábase,
porque amaba la tierra
como la aman los árboles;
lo mataron por bueno,
por animal de carga.

Se quedó
de los pies hasta el alma ensangrentado.
Se quedó boca abajo
para que los trigales no le vieran
la cara destrozada,
quedó
como las hierbas
después que pasan los caballos
y nadie dice nada;
lo mataron sin que nadie lo notara,
sin que a nadie le importara nada.
El viento persistió en su erranza,
como siempre las aves revolaron,
siguió impasible el soledoso páramo.

No hubo más,
el patrón lo mató
porque le dio la gana. 



POESIA SENZA PIANTO

Oggi hanno ucciso Juan el Huasicama
ucciso a mazzate in pieno giorno,

ucciso perché è un indio,
perché lavorava come tre persone
senza mai saziare la fame,
perché assieme ai buoi
trascinava l’aratro,
perché dormiva per terra
riparandosi con la sua cattiva sorte,
perché amava la terra
come la amano gli alberi;
lo hanno ucciso perché era buono,
perché era una bestia da soma.

È rimasto
sanguinante dai piedi fino all’anima.
È rimasto a faccia in giù
affinché i campi di grano non lo vedessero
il viso a pezzi,
è rimasto
come l’erba
dopo il passaggio dei cavalli
e nessuno dice nulla;
lo hanno ucciso senza che nessuno lo notasse,
senza che a nessuno importasse nulla.
Il vento persisteva nel suo errare,
come sempre gli uccelli continuavano a volare,
impassibile è rimasta la landa assolata.

Nient’altro,
il proprietario lo ha ucciso
perché ne aveva voglia.




LA ADVERTENCIA

Un día
le regalan a uno
una palabra
y uno la pone al sol,
la alimenta,
la cría,
la enseña a ser bastón,
peldaño,
droga anticonceptiva,
garra,
analgésico,
brecha para el escape
o parapeto.
Uno le saca música,
la pinta,
la vuelve más pariente
que un hermano,
más que la axila de uno.
Uno la vuelve gente
y en los instantes débiles
hasta le cuenta
las cosas subterráneas de uno;
pero cría palabras
y un día te sacarán los ojos.



L’AVVERTENZA

Un giorno
ti regalano
una parola
e la metti al sole,
la alimenti,
la allevi,
le insegni a essere bastone,
gradino,
farmaco anticoncezionale,
artiglio,
analgesico,
breccia per la fuga
o parapetto.
Le tiri fuori musica,
la dipingi,
la fai diventare più parente
di un fratello,
più della tua ascella.
La tramuti in persona
e negli istanti deboli
le racconti persino
le cose sotterranee di te;
ma alleva parole
e un giorno ti caveranno gli occhi.



UNA FECHA Y EL MAR

Una vez,
un pescador
se fue cortando al viento;
tiró la red,
la recogió vacía;
en tanto ensangrentado el sol
con todo el peso
de su cuerpo
se arrimaba en la tarde.
De pronto,
el mar
comenzó a sacudirse
como animal mojado;
el pescador cayó
en brazos de las algas;
en la espina de un pez
se fue su corazón,
aguas abajo,
y en la porosa playa
ese día encontraron
un pedazo de sal
semejante a una lágrima.



UNA DATA E IL MARE

Una volta,
un pescatore
si turbò al vento;
tirò la rete,
la raccolse vuota;
intanto insanguinato il sole
con tutto il peso
del suo corpo
si accostava alla sera.
All’improvviso,
il mare
cominciò a scuotersi
come animale bagnato;
il pescatore cadde
nelle braccia delle alghe;
nella spina di un pesce
andò il suo cuore,
in profondità,
e nella porosa spiaggia
quel dì trovarono
un pezzo di sale
simile a una lacrima.





LOS AFECTOS

Un día
de tanto puro amor
te retuercen el cuello,
te muerden
en los puntos dolorosos;
quieren hacerte altoparlante,
te miden,
te limitan,
te ponen precios fijos
y te llenan
de rótulos la vida,
y eso más
no permiten que revientes.
Así la soga
desde los pies al cuello,
desde que llegas
hasta cuando nos echan fuera;
así nos van matando de tanto puro amor.



GLI AFFETTI

Un giorno
per tanto puro amore
ti torcono il collo,
ti mordono
nei punti dolorosi;
vogliono farti altoparlante,
ti misurano,
ti limitano,
ti mettono prezzi fissi
e ti riempiono
di etichette la vita,
e in più
non ti concedono di scoppiare.
Così la corda
dai piedi al collo,
dal momento in cui arrivi
fino a quando ci gettano fuori;
così ci uccidono per tanto puro amore.




POEMA GRIS

Hoy los miré tan cerca
como la uña a la carne;
eran hueso y pellejo;
con pedazos de insomnio
salían de unos huecos,
tosían,
recogían cáscaras de frutas,
desperdicios,
ennegrecidas telas.
A la hora del almuerzo
hacían cualquier cosa
menos comer
y en la noche aguardaban
que del cielo arrojaran a las charcas
los podridos luceros.
Masticando silencio
hoy salían y entraban a mi pecho.



POESIA GRIGIA

Oggi li ho visti tanto da vicino
come l’unghia la carne;
erano pelle e ossa;
con pezzi di insonnia
uscivano da alcuno buchi,
tossivano,
raccoglievano bucce di frutti,
avanzi,
tele annerite.
All’ora del pranzo
facevano qualunque cosa
tranne che mangiare
e di notte aspettavano
che dal cielo gettassero negli acquitrini
le stelle putrefatte.
Masticando silenzio
oggi uscivano ed entravano nel mio petto




TAMBIÉN SUCEDE

A veces
el amor como un intruso,
como un pelo
en el plato de comida.
A veces el amor
como enfermarse,
como estar ahogándose,
como si hubiésemos robado
y nos buscaran.
Otras veces con él
qué borrachera,
qué jubilosa azúcar
inundándonos,
qué tropel
en las venas,
qué cosa nunca vista,
qué fiebre de colores.
A veces el amor
como pudriéndose.



SUCCEDE ANCHE

A volte
l’amore come un intruso,
come un capello
nel piatto in cui mangiamo.
A volte l’amore
come ammalarsi,
come soffocare,
come se avessimo rubato
e ci cercassero.
Altre volte con esso
che sbronza,
che gioioso zucchero
che ci inonda,
che ressa
nelle vene,
che cosa mai vista,
che febbre di colori.






Euler Granda
(Riobamba, Ecuador, 1935–2018). Poeta y médico psiquiatra ecuatoriano, cursa los tres primeros años de medicina en la Universidad Central del Ecuador y los concluye en la de Guayaquil. En la misma universidad adquiere su especialización en psiquiatría. Ejerce su profesión en el Patronato Nacional de Cárceles. Forma parte del grupo poético Club 7 en la segunda mitad de la década de los 50 del siglo pasado. En 1962 es uno de los fundadores del grupo Tzántzicos, que planteaba un cambio radical en la propuesta literaria y la cultura en Ecuador. Publica los poemarios: El rostro de los días, con la que gana el primer Premio en el Concurso Nacional de Poesía “Ismael Pérez Pazmiño”, en 1962; Voz desbordada (1963), Etcétera, etcétera (1965), El lado flaco (1968), El cuerpo y los sucesos (1971), La inutilmanía y otros nudos (1973), Un perro tocando la lira (1977); Daquilema Rey y otros poemas de bla, bla, bla (1982); Anotaciones del acabose (Premio Internacional de Poesía Jorge Luis Borges, 1987); Ya paren de contar (1991); Poema con piel de oveja (1993); Relincha el sol (1996) y Que trata de unos gatos (2000).

Visits: 955
close

¡SIGAMOS EN CONTACTO!

¡Nos encantaría tenerte al día con nuestras últimas publicaciones

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *