Vuela Palabra

Poemas de Paolo Gambi

PAOLO GAMBI: «Si tu meta es vivir de la escritura, deja de escribir poesía y búscate un trabajo»


Paolo Gambi es un poeta italiano que triunfa en las redes sociales, en particular Instagram, donde su número de seguidores sobrepasa los 23.000; cifras que, para un escritor, no son fáciles de alcanzar. Sin embargo, en esta era donde los jóvenes prefieren las frases poéticas cortas a los grandes volúmenes de poesía, los llamados Instapoets se abren paso con gran éxito. Sobra decir que pueden existir personajes considerados «celebridades», y cuya escritura carece de sentido y fuerza. Pero, al final, cada uno de nosotros tendrá una idea demasiado arrogante y subjetiva del panorama literario. No somos quién para juzgar, deiberadamente, lo que es y lo que no es poesía. Es un trabajo que, en mi caso, prefiero eoncomendar a los lectores. No obstante, como traductora, tengo una política muy clara: traduzco sólo aquellos poemas en los que encuentro un valor literario y que me transmiten un sentimiento genuino. Si he decidido traducir a Gambi es porque, en sus versos, he descubierto aquellas características. 

Los poemas que leerán hacen parte del poemario  L’enigma del paguro – la memoria della magnolia – l’approdo del salmone (2019, Amazon KDP).

Marisol Bohórquez Godoy

 



Si quieres escribir

Escribe para tus ojos
pero no despiertes celos en los tímpanos.
No escribas para los otros.
Los otros son demasiado diferentes a ti.
Si te apetece escribir una frase
escribe una frase;
si quieres llamarla poesía
llámala poesía.
No pidas consejo a los poetas vivos,
te podrán sólo indicar la ruta para llegar al camino de ellos
un camino que no es tuyo.
Pide consejos a la abuela, al perro lobo, al búho
y a las memorias de lo que nunca fue.
Y lee a los poetas que ya han regresado a casa.
Si crees que tienes la verdad
para de escribir
y anda a ver una puesta de sol.
Si tu meta es vivir de la escritura
deja de escribir poesía
y búscate un trabajo.
Lee, respira y ama.
Pero sobre todo ama.




Se vuoi scrivere

Scrivi per i tuoi occhi
ma non far ingelosire i timpani.
Non scrivere per gli altri.
Gli altri sono troppo diversi da te.
Se senti di scrivere una frase
scrivi una frase;
se vuoi chiamarla poesia
chiamala poesia.
Non chiedere consigli ai poeti viventi,
ti potranno solo indicare la strada
per arrivare sul loro cammino
che non è il tuo.
Chiedi consigli alla nonna, al cane lupo, alla civetta
e alle memorie di ciò che non è mai stato.
E leggi i poeti che sono già tornati a casa.
Se pensi di avere la verità
smetti di scrivere
e vai a guardare un tramonto.
Se il tuo fine è vivere di scrittura
smetti di scrivere poesie
e vai a lavorare.
Leggi, respira e ama.
Ma soprattutto ama.




Amor líquido

No tengo a nadie con quien compartir,
una tarde de verano ardorosa de crepúsculo,
un rayo de sol en el tempestuoso mar,
un bocado de soledad sazonado con viento.
Tómalo ahora tú mi latido que vuela
como una mariposa en el mundo desprevenido
que una sonrisa basta para ser felices.
Germinan las paredes.
Quisiera arrancarte el corazón
y hacerlo palpitar frente a tus ojos:
descubrirías que tú también puedes amar.
El amor no florece en el asfalto.
Una puerta se abre.
Juntos buscamos rincones oscuros
en donde esconder nuestros besos
que saben de inicios, que saben de finales.
Abrazos de lágrimas irrigan
tu sonrisa iluminada por la luna.
Eres agua, eres roca
con mi viento y mi llama
juntos resumamos el universo.
Mi orgullo y mi alegría
he ocultado en ti.
Cuando caminas en mi mano
el mundo contempla tu antigua belleza:
me siento eterno porque me elegiste.
Todo lo demás se ve desde lejos.
Pero basta un error.
Si pienso en el mundo sin ti
el sol llora una oscuridad desesperada,
la luna solloza en un cielo de nada,
y estoy crucificado en una cruz de carne.
Es en el mar embravecido donde se aprende a navegar,
el diamante se anida en la oscuridad de la tierra,
después del dolor del parto, explota la vida.
Crecer es doloroso
pero es la única manera de convertirse en uno mismo.
Ponernos juntos, dices.
Bajo el rayo de eros
llovía carne,
soplaba posesión.
Vientos impetuosos sacudían
cuerpos y mentes
tormenta de hormonas y lágrimas.
Pero no puedes poner un ciclón en una taza.



Amore liquido

Non ho nessuno con cui condividere,
una sera d’estate tiepida di tramonto,
un raggio di sole sul mare in tempesta,
un boccone di solitudine condito di vento.
Prendilo allora tu il mio battito che vola
come una farfalla sul mondo ignaro
che basta un sorriso per essere felici.
Germogliano muri.
Vorrei strapparti il cuore
e farlo pulsare davanti ai tuoi occhi:
scopriresti che anche tu puoi amare.
L’amore non fiorisce sull’asfalto.
Una porta si apre.
Insieme cerchiamo angoli bui
in cui nascondere i nostri baci
che sanno d’inizio, che sanno di fine.
Abbracci di lacrime irrigano
il tuo sorriso illuminato dalla luna.
Sei acqua, sei roccia,
con il mio vento e la mia fiamma
insieme riassumiamo l’universo.
Il mio orgoglio e la mia gioia
li ho nascosti in te.
Quando mi cammini nella mano
il mondo contempla la tua bellezza antica:
mi sento eterno perché hai scelto me.
Tutto il resto si vede da lontano.
Ma basta un errore.
Se penso al mondo senza di te
il sole piange un buio disperato,
la luna singhiozza su un cielo di nulla,
e io sono crocifisso su una croce di carne.
É nel mare in tempesta che si impara a navigare,
il diamante si annida nel buio della terra,
dopo il dolore del parto esplode la vita.
Crescere è doloroso
ma è l’unico modo per diventare se stessi.
Metterci insieme, dici.
Sotto i fulmini di Eros
pioveva carne,
soffiava possesso.
Venti impetuosi scuotevano
corpi e menti
tempesta d’ormoni e lacrime.
Ma non si può mettere un ciclone in una tazza.




El corral de Antonia y Pascualito

Bajo el sombrero de paja
recuerdos antiguos como los faunos.
Maldiciones eructan sonriendo
en un dialecto que sabe a terrones:
‘¡Verdugo tú y tu dinero!’.
El castaño de indias en el corral fue plantado por el bisabuelo
sirve de techo a nuestra escuela.
‘¿Pascualito me llevas a los manzanos?’.
Un tractor acuna a un niño desprevenido
y un viejo granjero ahora en la línea de meta.
Miras con orgullo los manzanos de tu abuelo, ‘patrón Mino’:
son suyos pero son tuyos.
«¿Pero es Antonia tu esposa?».
Los dos viudos se miran:
melancolía y resignación se saludan serenas.
«Un marido ya era suficiente para mí».
Las hormigas esconden sus secretos bajo la hierba.
‘¿Dónde está Robertico?’.
Acurrucado debajo de un carro
busca en una lágrima el por qué
de los golpes en su silenciosa discapacidad.
El fuego dentro de la calabaza sonríe desolado
en una noche que sabe de brujas
detrás de la falda de mamá.
‘¿Dónde estabas cuando eras pequeña?’.
Infancia de azadas y correas,
puños y amaneceres de ladera.
Yo no estaba allí.
Siento todo.
‘¡Lila, Lila!’, me bate la cola con amor.
No deja que los cazadores pasen la perrita.
Ojos sucios de injusticia
la ven en el suelo envenenada.
El bosque de álamos, tilos y un sauce lo planté yo
con las manos de Antonia y el sudor de Pascualito.
Perdido en el sabor del pan campesino
vivo en un tiempo atemporal.
‘Cuando seas vieja te lo devolveré’.
Pero nunca les devolví el pan.
Están muertos, están vivos:
depende de los ojos.
Los míos están mojados
pero continúan viéndolos
en aquella época de infancia
donde me convertí en lo que soy.




L’aia dell’Antonia e di Pasqualino

Sotto il cappello di paglia
memorie antiche come i fauni.
Imprecazioni eruttano sorridendo
in un dialetto che sa di zolle:
‘Boia te e i tu quatrén!’.
L’ippocastano nell’aia lo piantò il bisnonno
fa da tetto alla nostra scuola.
‘Pasqualino mi porti ai meli?’.
Un trattore culla un bambino ancora ignaro
e un vecchio contadino ormai al traguardo.
Guardi orgoglioso i meli del nonno, ‘padron Mino’:
sono suoi ma sono tuoi.
‘Ma l’Antonia è la tua moglie?’.
I due vedovi si guardano:
malinconia e rassegnazione si salutano composte.
‘Già un marito mi è bastato’.
Formiche nascondono i segreti sotto l’erba.
‘Dov’è Robertone?’.
Rannicchiato sotto a un carro
cerca in una lacrima il perché
delle botte sul suo handicap silente.
Il fuoco dentro alla zucca sorride tetro
in una notte che sa di streghe
dietro alla gonna della mamma.
‘Dove stavi quando eri piccola?’.
Infanzie di zappe e cinghie,
pugni e albe collinari.
Io non c’ero.
Sento tutto.
‘Lilla, Lilla!’, mi scondinzola amorosa.
Non fa passare i cacciatori la cagnetta.
Occhi sporchi di ingiustizia
la vedono a terra avvelenata.
Il bosco di pioppi, tigli e un salice l’ho piantato io
con le mani dell’Antonia e il sudore di Pasqualino.
Perso nel gusto del pane contadino
vivo in un tempo senza tempo.
‘Quando sarai vecchia te lo darò indietro’.
Ma il pane non gliel’ho mai restituito.
Siete morti, siete vivi:
dipende dagli occhi.
I miei sono bagnati
ma continuano a vedervi
in quell’aia dell’infanzia
dove sono diventato io.




El valor de un nombre

Observo una flor que apenas despunta.
No tiene nombre.
Yo la llamo rosa
pero no soy yo quien ha elegido esta palabra
me la enseñaron con el italiano.
Viene del latín, rosa rosae,
que deriva del griego ῥόδον,
que deriva del antiguo persa vereda,
que deriva del indoeuropeo vardh.
Que derivará ojalá de algún verso
de algún homínido olvidado.
Llamo a esa flor rosa
porque un homínido
hace doscientos mil años
creó un verso.
La rosa calla.
Crecen las espinas.




Il valore di un nome


Guardo un fiore appena sbocciato.
Non ha nome.
Io lo chiamo rosa
ma non ho scelto io questa parola,
me l’hanno insegnata con l’italiano.
Deriva dal latino, rosa rosae,
che deriva dal greco ῥόδον,
che deriva dall’antico persiano vereda,
che deriva dall’indoeuropeo vardh.
Che deriverà magari da un qualche verso
di un qualche ominide dimenticato.
Chiamo quel fiore rosa
perché un ominide
duecentomila anni fa
ha fatto un verso.
La rosa tace.
Crescono le spine.





Semillas de esperanza

Quiero contemplar la Transformación Total,
archivar el parroquialismo psíquico,
sonreír a la aldea global.
Quien predica el fin del mundo
está condenado a despertar
en el nuevo día de un apocalipsis eterno.
¿Se calienta la tierra?
Los árboles, las montañas y las hormigas
– no los hombres –
tienen todas las soluciones.
Para distancias desconocidas
busco una brújula.
La aguja apunta al pecho.
Detrás de las nubes continúa el resplandor del sol.




Semi di speranza

Voglio contemplare la Trasformazione Totale,
archiviare il parrocchialismo psichico,
sorridere al villaggio globale.
Chi predica la fine del mondo
è condannato a risvegliarsi
nel nuovo giorno di una eterna apocalisse.
Si scalda la terra?
Gli alberi, le montagne e le formiche
– non gli uomini –
hanno tutte le soluzioni.
Per lontananze ignote
cerco una bussola.
L’ago indica il petto.
Dietro alle nuvole continua a splendere il sole.


Paolo Gambi. Es periodista y mental coach, dejó todo para ser salvado por la poesía y el arte. Como poeta y escritor experimenta la hibridación de la poesía con las demás artes, música y artes visuales. Desde hace un tiempo también investiga lenguajes poéticos para el vasto mundo de la web, especialmente en su perfil de Instagram @paologambi. Con el fin de llevar la poesía a todas partes, ha escalado las listas de Wattpad con poemas de amor diarios.
Ganador de numerosos premios, ha publicado una treintena de libros – entre ensayos, narrativa y poesía–, la mitad de ellos con el reconocido Grupo Mondadori, algunos traducidos a cinco idiomas. Co-firmó libros con varias personalidades. Está convencido de que la Belleza está salvando al mundo. Y quiere hacer su parte.

Para más información pueden consultar su página personal: www.paologambi.com





Visits: 1005
close

¡SIGAMOS EN CONTACTO!

¡Nos encantaría tenerte al día con nuestras últimas publicaciones

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *