Vuela Palabra

Alfredo Pérez Alencart

Ojalá que nunca te suceda y otros poemas
Alfredo Pérez Alencart

Hoy voy a compartir, en mi traducción al italiano, una selección de poemas del poeta peruano Alfredo Pérez Alencart. Su poesía se puede considerar religiosa, espiritual, en el sentido más profundo del término, porque frente al materialismo dominante, frente a la derrota de la carne y a la finitud de nuestra vida física, nos invita a mirar dentro de nuestro corazón, para buscar el espíritu eterno de las cosas, más allá de dolores y sufrimientos, y encumbrarlo hasta entrar en contacto con nuestro mundo interior y comunicar con él, porque como recordaba Antonio Machado en su “Retrato”, “quien habla solo espera hablar a Dios un día”. Sólo entrando en contacto con el espíritu universal, con el Dios que va con nosotros, el hombre moderno puede salvarse del caos y la fragmentación, de ese sentimiento de vacío que lo impregna todo. Por esta razón los versos del poeta peruano son versos llenos de optimismo, repletos de vida y esperanza, que invitan el lector a buscar, más allá de la moneda corriente, que es lo efímero, todo lo que no es efímero, para darle espacio y hacerlo durar.

Gianni Darconza




En Maldonado abrí los ojos,
empecé la preparación en Lima
y en Salamanca, de cierto,
mi espíritu quedará.

A Maldonado aprii gli occhi,
inziai la preparazione a Lima
e a Salamanca, di sicuro,
rimarrà il mio spirito.


 




OJALÁ QUE NUNCA TE SUCEDA

A ti te tocará otra suerte
cuando se aleje la bonanza
y, al mirar en su vientre seco,
querrás ir tras el pan para los tuyos.

Serás como el recién llegado
que busca comida en la basura
y debe dormir bajo los puentes
mientras todo brilla por arriba.

Tú habías perdido la memoria
de esa pasada ciudadanía
que ataba las hambres a su cuello
y el trabajo a la servidumbre.

Pasarás desmedidas privaciones
para lograr empleos miserables
que los jóvenes del lugar no quieren
y tú harás con puntual esmero.

Todos viajamos en un mismo barco
que sube y baja con la marea.
Por el oro nunca te envanezcas
pues bien puede faltar mañana.

Sí: ojalá que nunca te suceda.



CHE NON TI CAPITI MAI

A te toccherà un’altra sorte
quando si allontanerà la buona ventura
e, guardando nel suo ventre secco,
vorrai guadagnarti il pane per i tuoi.

Sarai come quello appena arrivato
che cerca cibo nella spazzatura
e deve dormire sotto i ponti
mentre tutto brilla là sopra.

Avevi perduto il ricordo
di quella cittadinanza passata
che legava la fame al suo collo
e il lavoro alla schiavitù.

Proverai smisurate privazioni
per trovare miseri impieghi
che i giovani del posto non vogliono
e tu eseguirai con puntuale diligenza.

Viaggiamo tutti sulla stessa nave
che sale e scende con la marea.
Dell’oro non ti invaghire mai
ché ti può anche mancare domani.

Sì: che non ti capiti mai.




HUMILLACIÓN DE LA POBREZA
(Niño de tres años vendiendo chicles)

No decir tu nombre. Decir tus ojos reflejando fríos

decir tus manos extendidas; decir que perdiste niñez
porque un remolino de pobreza te estrelló por calles
donde escuchas palabras bruscas y palabras huecas.

No decir tu país o tu ciudad. Decir tu futuro en vilo,
dependiendo de valentías o vergüenzas devoradoras;
decir que subsistes en medio de los días quemados
y que no desfalleces aunque todavía eres vulnerable.

No decir el color de tu piel. Decir que las hambres
te gritan desde que naciste; decir que tu foto no sale
en las páginas sociales; decir que el día te hizo cauto
y que la noche y sus rapaces están ahí para devorarte.

No decir discursos políticos o teológicos. Decir que
nadie remienda tus zapatos; decir que tu desamparo
se debe al orbe asqueroso de la codicia; decir llanto,
injusticia procaz, rabia ciega; decir pan mío para ti.



UMILIAZIONE DELLA POVERTÀ
(Bambino di tre anni che vende cicche)


Non dire il tuo nome. Dire i tuoi occhi che riflettono freddi
dire le tue mani allungate; dire che hai perduto l’infanzia
perché un vortice di povertà di ha scagliato tra le strade
dove ascolti parole brusche e parole vuote.

Non dire il tuo paese o la città. Dire il tuo futuro in bilico,
che dipende dalle prodezze o le vergogne divoratrici;
dire che sopravvivi in mezzo ai giorni bruciati
e che non muori benché tu sia ancora vulnerabile.

Non dire il colore della tua pelle. Dire che la fame
ti urla da quando sei nato; dire che la tua foto non esce
nelle pagine sociali; dire che il giorno ti ha reso cauto
e la notte e i suoi rapaci sono lì per divorarti.

Non dire discorsi politici o teologici. Dire che
nessuno rammenda le tue scarpe; dire che il tuo abbandono
si deve all’orbe schifoso della codardia; dire pianto,
ingiustizia procace, rabbia cieca; dire pane mio per te.




CAMPO DE REFUGIADOS

Y estos niños

¿qué combates perdieron
sin haberlos provocado?

Mujeresque solo esperan
para enterrar a sus
criaturas.

Pues yo miraba ancianos
entre el polvo
o el barro de esos laberintos,

hombres enfermos
que ya ni cuentan lo que
han vivido.

Otra vez la gente
agolpándose en el centro
de mi corazón,

otra vez la humanidad
sin entonar su
mea culpa.



CAMPO PROFUGHI

E questi bambini
che combattimenti hanno perso
senza averli provocati?

Donne che solo aspettano
di seppellire le loro
creature

Ma io guardavo anziani
tra la polvere
o il fango di quei labirinti

uomini malati
che non raccontano ormai più
quel che hanno vissuto.

Un’altra volta la gente
che si accalca al centro
del mio cuore,

un’altra volta l’umanità
che non intona il suo
mea culpa.




AMADA
                  A Jacqueline

Tus labios guardan
la sed de los desiertos
por donde caminaste
junto a mi éxodo.

Mujer infatigable
durante el largo viaje,
ven a mí
con tu caravana
de ternuras.

Yo lavaré tus pies
mientras unges mi pecho
en la tienda
que levantamos lejos.

Hoy el cielo
cederá su maná
para que no andemos
en ayunas

y para que por selvas,
mares o desiertos
yo siga pronunciando

tu nombre.



AMATA

           
a Jacqueline


Le tue labbra custodiscono
la sete dei deserti
su cui hai camminato
accanto al mio esodo.

Donna instancabile
durante il lungo viaggio,
vieni a me
con la tua carovana
di tenerezze.

Ti laverò i piedi
mentre mi ungi il petto
nella tenda
che abbiamo innalzato lontano.

Oggi il cielo
manderà la sua manna
per non farci andare
digiuni

e affinché attraverso foreste,
mari o deserti
io continui a pronunciare

il tuo nome.




UN AÑO MÁS

Giro con la tierra
y sus cuatro estaciones
y los perros
que ladran al sol.

No hay marcha atrás
mientras caen
las hojas.

Y aunque mantengo
intacto el espíritu,
sé que un nuevo anillo
circunda mi cuerpo,

como al tronco
de un árbol
que no puede ocultar
su edad.



UN ALTRO ANNO

Giro con la terra
e le sue quattro stagioni
e i suoi cani
che latrano al sole.

Non si può tornare indietro
mentre cadono
le foglie.

E benché io mantenga
intatto lo spirito,
so che un nuovo anello
circonda il mio corpo,

come il tronco
d’un albero
che non può occultare
la sua età.




HIJOS DE ADÁN

Implacables fronteras
para estos negros
hijos de Adán

(piden cobijo: no hay)

Los custodios desoyen
(cumplen, solamente)

Ellos arrancaron
sus raíces, allá lejos

(no tenían manzanas
que comer)

pero de nuevo son
expulsados

(esta vez sin culpas).



FIGLI DI ADAMO

Implacabili frontiere
per questi neri
figli di Adamo

(chiedono rifugio: non c’è)

I custodi non ascoltano
(eseguono, solamente)

Hanno strappato
le loro radici, laggiù

(non avevano mele
da mangiare)

ma ancora vengono
espulsi

(stavolta senza colpe).




Alfredo Pérez Alencart
(Puerto Maldonado, Perú, 1962) es poeta y ensayista peruano que desde muchos años vive en España, en la ciudad de Salamanca. Profesor de Derecho del Trabajo en la Universidad de Salamanca desde 1987, cuenta con una producción poética traducida en parte a más de cincuenta idiomas. Por su obra poética ha recibido el Premio Internacional de Poesía Vicente Gerbasi (Venezuela, 2009), el Premio de Poesía “Jorge Guillén” (España, 2012), el Premio “Umberto Peregrino” (Brasil, 2015) y la Medalla “Mihai Eminescu” (Rumania, 2017). Entre sus títulos cabe recordar: La voluntad enhechizada (2001), Madre Selva (2002), Pájaros bajo la piel del Alma (2006), Prontuario de infinito (2012), Memorial de Tierraverde (2014), Los éxodos, los exilios (2015), El pie en el estribo (2016) y Encumbra tu corazón (2020).

Visits: 1003
close

¡SIGAMOS EN CONTACTO!

¡Nos encantaría tenerte al día con nuestras últimas publicaciones

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *