Vuela Palabra

Marina Tsvetaeva

Los versos crecen como las estrellas y las rosas: Marina Tsvetáyeva

En el día de hoy quisiera compartir, en mi traducción al italiano y al español, un poema de la poetisa rusa Marina Ivánovna Tsvetáyeva en el cual intenta explicar de dónde viene la inspiración del poeta, algo de enigmático y misterioso que, de acuerdo con sus versos, puede ser descubierto solo en el mundo de los sueños.  

Fabiola Castellani



Los versos crecen como las estrellas y las rosas

Los versos crecen, como las estrellas y las rosas,

como la belleza – inútil en mi hogar
y para las coronas y la apoteosis
hay una respuesta: — ¿de dónde viene todo esto?

Dormimos – y aquí está,
a través de las losas de piedra,
el huésped celestial de cuatro pétalos.
¡Oh mundo, entiende!
El poeta – en su sueño descubre
la ley de la estrella y la fórmula de la flor.

14 Agosto 1918

 


I versi crescono come le stelle e come le rose

I versi crescono, come le stelle e come le rose,
come la bellezza – inutile in famiglia.
Ma sulle corone e sull’apoteosi
Una risposta: – Da dove mi viene tutto ciò?

Dormiamo – ed ecco, attraverso le lastre di pietra,
l’ospite celeste dai quattro petali.
O mondo, cerca di capire! Il poeta – nel sonno – scopre
la legge della stella e la formula del fiore.

14 Agosto 1918



Марина Цветаева
Стихи растут, как звёзды и как розы

Стихи растут, как звёзды и как розы,
Как красота — ненужная в семье.
А на венцы и на апофеозы —
Один ответ: — Откуда мне сие?

Мы спим — и вот, сквозь каменные плиты,
Небесный гость в четыре лепестка.
О мир, пойми! Певцом — во сне — открыты
Закон звезды и формула цветка.


14 августа 1918



Marina Ivánovna Tsvetáyeva  (8 Octubre 1892, Moscú  – 31 Agosto 1941, Yelabuga) fue una escritora y poeta rusa del siglo XX considerada a la altura de Boris Pasternak, Anna Ajmátova y Ósip Mandelshtam. Sus obras permanecieron casi inéditas en la Unión Soviética hasta después de la Segunda Guerra Mundial cuando se publicaron en panfletos clandestinos. En sus versos íntimos, personales y simbólicos se desvela toda su vida que fue muy trágica. Hija del fundador del Museo Pushkin de Moscú. Después de la revolución rusa, tuvo que exiliarse con su familia en varios lugares como Berlín, Praga, Francia, donde se quedó por 14 años deprimida. Al regresar a Rusia su marido, Serguéi, fue fusilado como responsable del contraespionaje soviético, su hija Irina murió de hambre en el orfanato y su hija Ariadno permaneció en un gulag por ocho años. Con la ocupación nazi, Tsvetáyeva fue evacuada a Yelabuga, Tartaristán, donde se suicidó.   

Visits: 1619

¡SIGAMOS EN CONTACTO!

¡Nos encantaría tenerte al día con nuestras últimas publicaciones

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *