Vuela Palabra

Lucía Alfaro Araya

La palabra poética de Lucía Alfaro Araya

El día de hoy voy a compartir dos poemas de la autora costarricense Lucía Alfaro Araya, poeta a quien se le otorgó el estímulo de traducción anunciado en la II Convocatoria Internacional de Poesía, Vuela Palabra 2022.
Como miembro del equipo editorial de la revista y como traductor de la poeta en mención, quiero expresar que la decisión de otorgar el estímulo para los poemas “Desde el mar” e “Instante” se ha basado, inicialmente, en una preselección de textos, de la cual Alfaro resultó semifinalista entre los 266 poetas participantes. Posteriormente, recibió el máximo puntaje por parte de la mayoría de los miembros del equipo editorial en una votación con escala de 1 a 10. Sus poemas han sido merecedores del estímulo por la fuerza lírica que hemos encontrado en ellos: la riqueza de las metáforas, el ritmo cadencioso, y el uso de imágenes reveladoras. En el primer poema, dedicado a la madre, Alfaro logra integrar situaciones cotidianas y elementos del paisaje con la profundidad de un sentimiento tan indescifrable como es aquel que un hijo siente por el ser que le ha dado la vida. La poeta elabora cada verso con gran delicadeza y precisión para hacernos sentir cercanos a ese asombro que ella describe. El segundo poema habla de un tema tan común en la poesía como lo es el existencialismo y el paso del tiempo. Al hacerlo, los poetas se enfrentan al riesgo de caer en la monotonía: en una escritura vacía o redundante. Pese a ello, Alfaro logra entregarnos un poema fresco, despojado del «yo», y en él la poesía aparece como esa manera de poder trascender después de la muerte. 

Gianni Darconza



tu poema, la pincelada exacta,

la última, la fiel, la verdadera,
la que abre el paisaje y da paso al asombro

la tua poesia, la pennellata esatta,
l’ultima, quella fedele, quella vera,
quella che apre il paesaggio e lascia passare lo stupore






DESDE EL MAR

Vengo remando, Madre,
desde el mar que perfiló tu vientre,
desde la oquedad de un padre
que no supo entender el revés de la lágrima.

Vengo sobre tu huella
que cinceló el camino
para que mi afán de golondrina
corriera sin caerse.

Surges de cada esquina de mi infancia,
del caracol que no quiso repicar en mis labios.
Parece que el tiempo se detiene y me mira
desde el poema que te cerca los ojos
y ahueca tu mano
para que el mar duplique sus bondades.

Yo aún te contemplo
desde la hendija curiosa de mi sueño,
pidiéndole a la Virgen del Socorro
que no nos falte el pan ni la alegría.

No hemos llegado al límite – me dices –
aún nos aguardan ráfagas de asombro,
de lloviznas discretas
que aliviarán los golpes del silencio
y aguaceros que lucharán para vaciar la casa.

Y es que cada mañana
un milagro se desviste y se viste
en tu cuerpo de violeta cansada
y yo llego remando con mis sueños en fila,
desde el mar que perfiló su sueño entre tu vientre.



DAL MARE

Giungo remando, Madre,
dal mare che ha profilato il tuo ventre,
dalla vacuità di un padre
che non ha saputo capire il rovescio della lacrima.

Giungo sulla tua orma
che ha scolpito il cammino
affinché la mia brama di rondine
corresse senza cadere.

Sorgi da ogni angolo della mia infanzia,
dalla chiocciola che non ha voluto rintoccare sulle mie labbra.
Sembra che il tempo si arresti e mi guardi
dalla poesia che ti circonda gli occhi
e incava la tua mano
affinché il mare raddoppi le sue bontà.

Io ti contemplo ancora
dalla fenditura curiosa del mio sogno,
chiedendo alla Vergine del Soccorso
che non ci manchi pane né allegria.

Non siamo giunti al limite –mi dici‑
ci restano ancora raffiche di stupore,
di pioggerelle discrete
che allevieranno i colpi del silenzio
e gli acquazzoni che lotteranno per svuotare la casa.

E succede che ogni mattina
un miracolo si spoglia e si veste
sul tuo corpo di violetta stanca
e io giungo remando con i miei sogni in fila,
dal mare che ha profilato il suo sogno nel tuo ventre.




INSTANTE


……………………………………Hay que imaginarse a Sísifo dichoso.
…………………………………………………………………………..Albert Camus


Cuando la piel se extinga,
cuando se agote el hueso,
cuando el aire se marche
en busca del agua de Aqueronte,
cuando el ojo no sea suficiente
y una tonada triste te circunde,
cuando la lágrima se transmute en mar
y la luz te absorba de una bocanada,
empezarás a caminar de nuevo
en la hojarasca fresca de otro cuerpo,
sobre una fila de piedras milenarias
o en la hostil batalla del invierno.

Y aunque todos te digan que ha llegado el fin
y las velas entonen tu canción favorita,
tu poema, la pincelada exacta,
la última, la fiel, la verdadera,
la que abre el paisaje y da paso al asombro,
tu alma sabrá que en su locura mienten.

Te sonreirás entonces como las margaritas,
que tampoco conocen
el sinsentido de esa voluntad
que las hace amar cada mañana.




ISTANTE


……………………………………Bisogna immaginarsi Sisifo fortunato.

……………………………………………………………………………….Albert Camus

Quando la pelle si estinguerà,
quando si consumerà l’osso,
quando l’aria se ne andrà
in cerca dell’acqua dell’Acheronte,
quando l’occhio non sarà sufficiente
e ti circonderà una cadenza triste,
quando la lacrima si tramuterà in mare
e la luce ti assorbirà in una boccata,
comincerai a camminare ancora
tra le foglie secche di un altro corpo,
su una fila di pietre millenarie
o nella battaglia ostile dell’inverno.

E benché tutti ti dicano che è giunta la fine
e le candele intonino la tua canzone preferita,
la tua poesia, la pennellata esatta,
l’ultima, quella fedele, quella vera,
quella che apre il paesaggio e lascia passare lo stupore,
la tua anima saprà che mentono nella loro follia.

Allora sorriderai come le margherite,
che neppure conoscono
il non senso di quella volontà
che le fa amare ogni mattina.




Lucía Alfaro Araya
(Costa Rica, 1959) es poeta y escritora nacida en San José. Es graduada en Administración de Empresas y Filología Española por la Universidad de Costa Rica, con estudios de maestría en Literatura Latinoamericana. Es presidenta de la Fundación Jorge Debravo, directora adjunta de Poiesis Editores y, desde 2007, miembro fundadora, tallerista y gestora cultural del grupo literario Poiesis y Jurado en diversos certámenes de poesía del SEC y AGECO. Ha publicado los poemarios Inevitable travesía (2008), Nocturno de presagios (2010); La soledad del ébano (2015), Antagonía (2016, España), Vocación de herida (2016), Las lunas del mal (2020, Perú) y Antología poética Entre Babel y el cielo de mi boca (2020). Obtuvo el segundo lugar de poesía en el certamen Brunca de la Universidad Nacional de Costa Rica (2013) y el segundo lugar en el certamen Hispanoamericano de Haikus organizado por Némesis Perú (2019). Sus poemas aparecen en varias antologías, como Los gritos de Medea. Antología virtual de mujeres costarricenses (2020) y Palabras Viajeras, Mujeres poetas de Costa Rica, Antología bilingüe (2020). Poemas suyos han sido traducidos al portugués e inglés y antologados en Costa Rica y en las compilaciones de los Festivales Internacionales a los que ha sido invitada: México, Nicaragua, Panamá, Cuba, Colombia, Uruguay Miami, Ecuador y Perú.




Visits: 673
close

¡SIGAMOS EN CONTACTO!

¡Nos encantaría tenerte al día con nuestras últimas publicaciones

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

2 comentarios en “La palabra poética de Lucía Alfaro Araya”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.