Vuela Palabra

Poemas de Elizabeth Grech

ELIZABETH GRECH: Me había perdido en ti, solo para saber de qué color soy

Presentamos una selección de poemas de la poeta maltés Elizabeth Grech, en la traducción de Marisol Bohórquez Godoy. 

Los poemas hacen parte de su primer poemario bejn baħar u baħar, obra publicada por Merlin Publishers (2019). La traducción en español ha sido realizada tomando como referente el poemario Terre sospese (Capire edizioni, 2019) en la traducción al italiano de Massimo Barilla y Virginia Monteforte.

 

I miei colori

Come pelle di serpe
ti rovescio
vecchio vestito,
per indossarne uno nuovo.
Con te sfilano via dal cuore,
da ogni grinza,
da ogni piega del corpo,
rumori stridenti,
odore di chiuso,
angosce trattenute,
lacrime marcite,
bolle di speranza
scoppiate,
baci vuoti,
parole spezzate,
quello che è stato
quello che avrebbe potuto essere.
Ma la luna mi ha amata,
stelle scintillanti stillano
nelle mie vene.
La luce del sole mi raggiunge,
mi attraversa il suo calore,
la pioggia invade
le fessure rimaste.
A poco a poco
il mio cuore si espande all’orizzonte,
come una spugna
ritrova il suo spazio,
si aprono fiori,
colori,
uno nell’altro
uno più grande dell’altro
uno sopra l’altro.
Germogliano semi nuovi.
Caro,
di te non ho più bisogno.
Mi ero persa in te
solo per scoprire
di che colore io fossi.

 

Mis colores

Como piel de serpiente
te volteo al revés
viejo vestido,
para usar uno nuevo.
Contigo desfilan lejos del corazón
de cada arruga,
de cada pliegue del cuerpo,
ruidos estridentes,
olores de encierro,
angustias contenidas,
lágrimas marchitas,
burbujas de esperanza
erupciones,
besos vacíos
palabras rotas,
aquello que fue
aquello que hubiera podido ser.
Pero la luna me ha amado
estrellas brillantes se filtran
en mis venas.
La luz del sol me alcanza,
su calor me atraviesa,
la lluvia invade
las grietas que quedan.
Poco a poco
mi corazón se expande en el horizonte
como una esponja
vuelve a encontrar su espacio,
se abren flores,
colores,
uno dentro del otro
uno más grande que el otro
uno encima del otro.
Germinan nuevas semillas.
Querido,
De ti no necesito más.
Me había perdido en ti
solo para descubrir
de qué color soy.

 

Fiore

Ogni giorno,
tornando da scuola
raccogli fiori,
uno per me,
uno per tua sorella.

Oggi
ho visto ancora
i tuoi occhi danzare
nel bianco dei fiori,
sederti, staccare i petali
uno ad uno.
Poi, con un sorriso radioso
mi guardi e dici,
mamma,
il fiore adesso
è tutto nudo.

 

 Flores

Todos los días
regresando de la escuela
recoges flores,
una para mí
otra para tu hermana.

Hoy
he visto de nuevo
tus ojos danzar
en el blanco de las flores,
sentarte, desojar los pétalos
uno a uno
Luego, con una sonrisa radiante
me miras y dices,
mamá,
la flor ahora
está desnuda.

 

Mi hai amata

Mi hai visto donna,
donna paesaggio
e mi hai amata.
Mi hai amata
con le pianure le valli
le grotte e le colline
le distese e le chiusure
del mio corpo.
Mi hai amata
come onda
calma, agitata,
e lasciato che il bianco-grigio
delle nuvole che mi attraversavano
ti sfiorasse.
Mi hai vista donna
nel rosso delle labbra
stampato sulla guancia
                           di mio figlio,
ogni mattina
prima della scuola.
E mi hai detto,
sei il mio rosso,
e io ti ho risposto
tu sei tutti i colori
che mi luccicano negli occhi.

 

Me has amado

Me has visto mujer
mujer paisaje
y me has amado
Me has amado
con las llanuras y los valles
las cavernas y colinas
el externo y el interno
de mi cuerpo
Me has amado
como ola
calma, agitada,
y has dejado que el blanco grisáceo
de las nubes que me atravesaban
te tocara.
Me has visto mujer
en el rojo de los labios
marcados en la mejilla
de mi hijo
cada mañana
antes de la escuela.
Y me dijiste
eres mi rojo
y yo te he contestado
tú eres todos los colores
que brillan en mis ojos.

 

Ogni volta

Ogni volta che indossi la giacca
e ti chiudi la porta alle spalle
rimango nel niente
d’un letto senza sonno.
Gusto l’amaro di tempesta notturna
aggrappata a residui d’immagine,
cullata dal vuoto,
da ogni sguardo
non corrisposto,
da ogni parola
non detta.

 

Cada vez

Cada vez que te pones la chaqueta
y te cierras la puerta a las espaldas
me quedo en la nada
de una cama sin sueño.
Sabor amargo de tempestad nocturna
aferrada a residuos de imágenes,
acunada por el vacío,
de cada mirada
no correspondida,
de cada palabra
no dicha.

 

Farfalle

Volo con le farfalle
che hai risvegliato.
Conto le stelle
versate in me
dalle tue labbra
una notte fa.
Solco in superficie
le onde del mare agitato
nel mio ventre.
Questa fiamma dormiente
vuole danzare con la luna piena,
il tempo di avvolgere quest’istante
il tempo di liberare in mare
le farfalle.

 

Mariposas

Vuelo con las mariposas
que has despertado.
Cuento las estrellas
derramadas en mí
desde tus labios
la noche pasada.
Surco en la superficie
las olas del mar agitado
en mi vientre.
Esta llama durmiente
quiere bailar con la luna llena,
el tiempo de abrigar este instante
el tiempo de liberar en el mar
las mariposas.

 

Elizabeth Grech (Malta). Traductora autodidacta, trabaja con varios sociólogos, ONG y organizaciones culturales y artísticas, así como con una consultora de CIHEAM como directora de la versión en inglés de publicaciones y documentaciones oficiales. También es traductora literaria y traduce varios poetas/ escritores malteses contemporáneos al francés. Algunas de sus traducciones han sido publicados en revistas literarias. Durante algunos años ha escrito poemas en maltés, algunos de los cuales han sido publicados en antologías y revistas de poesía en varios idiomas (inglés, italiano, francés, albanés, griego y español). Su primera colección de poemas bejn baħar u baħar fue publicada por Merlin Publishers (Malta) en febrero de 2019. La traducción italiana de Massimo Barilla y Virginia Monteforte, Terre sospese fue publicada en italiano por Capire edizioni (Forlì) en agosto de 2019.

http://unemeretlautre.com

 

Visits: 743
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *