Vuela Palabra

Gustavo Adolfo Bécquer

Seis poemas de Gustavo Adolfo Bécquer

En el día de hoy les comparto, en mi traducción al italiano, seis de mis poemas favoritos de Gustavo Adolfo Bécquer, poeta tardo romántico a quien siempre he amado por sus Rimas y Leyendas. Espero que lo disfruten mucho.

Gianni Darconza



—¿Comprendes ya que un poema
cabe en un verso?
Y ella respondió encendida:
—¡Ya lo comprendo!

—Capisci ora che una poesia
sta dentro un verso?
E lei rispose accesa:
—Ora capisco!

 

 


IV

No digáis que agotado su tesoro,
de asuntos falta, enmudeció la lira.
Podrá no haber poetas, pero siempre
habrá poesía.

Mientras las ondas de la luz al beso
palpiten encendidas,
mientras el sol las desgarradas nubes
de fuego y oro vista,
mientras el aire en su regazo lleve
perfumes y armonías,
mientras haya en el mundo primavera,
¡habrá poesía!

Mientras la ciencia a descubrir no alcance
las fuentes de la vida,
y en el mar o en el cielo haya un abismo
que al cálculo resista,
mientras la humanidad siempre avanzando
no sepa a do camina,
mientras haya un misterio para el hombre,
¡habrá poesía!

Mientras se sienta que se ríe el alma,
sin que los labios rían,
mientras se llore, sin que el llanto acuda
a nublar la pupila,
mientras el corazón y la cabeza
batallando prosigan,
mientras haya esperanzas y recuerdos,
¡habrá poesía!

Mientras haya unos ojos que reflejen
los ojos que los miran,
mientras responda el labio suspirando
al labio que suspira,
mientras sentirse puedan en un beso
dos almas confundidas,
mientras exista una mujer hermosa,
¡habrá poesía!



IV

Non dite che esaurito il suo tesoro,
di temi priva, ha taciuto la lira;
pur se non ci sono poeti, sempre
ci sarà poesia!

Finché le ondate di luce in un bacio
palpiteranno accese,
finché il sole le lacerate nubi
di oro e di fuoco vestirà,
finché porterà l’aria nel suo grembo
profumi ed armonia,
finché sarà nel mondo primavera,
ci sarà poesia!

Finché non scoprirà l’umana scienza
le fonti della vita,
e in mare o in cielo ci sarà un abisso
che al calcolo resista,
finché l’umanità sempre avanzando
ignorerà dove cammina,
finché ci sarà per l’uomo un mistero
ci sarà poesia!

Finché si sentirà l’anima ridere,
senza rider le labbra;
finché si piangerà senza che il pianto
annebbi la pupilla;
finché il nostro cuore con l’intelletto
continuerà a lottare,
finché ci sono ricordi e speranze
ci sarà poesia!

Finché occhi ci saranno che riflettono
altri occhi che li guardano,
finché risponderà tremante il labbro
al labbro che sospira,
finché sentirsi potranno in un bacio
due anime confuse,
finché esisterà bellezza di donna,
ci sarà poesia!




VIII

¡Cuando miro el azul horizonte
perderse a lo lejos,
al través de una gasa de polvo
dorado e inquieto;
me parece posible arrancarme
del mísero suelo
y flotar con la niebla dorada
en átomos leves
cual ella deshecho!
Cuando miro de noche en el fondo
oscuro del cielo
las estrellas temblar como ardientes
pupilas de fuego;
me parece posible a do brillan
subir en un vuelo,
y anegarme en su luz, y con ellas
en lumbre encendido
fundirme en un beso.
En el mar en la duda en que bogo
ni aún sé lo que creo;
sin embargo estas ansias me dicen
que yo llevo algo
divino aquí dentro.



VIII

Quando guardo l’azzurro orizzonte
smarrirsi lontano,
attraverso una seta di polvere
inquieta e dorata,
credo allora staccarmi possibile
dal misero suolo
e fluttuar con la nebbia dorata
in atomi lievi
qual essa dissolto!

Quando guardo di notte nel fondo
oscuro del cielo
tremolare le stelle in ardenti
pupille di fuoco,
credo allora ove brillan possibile
salire in un volo,
e annegar nella luce e con loro
in chiarore acceso
unirmi in un bacio.

Nell’oceano del dubbio in cui vogo
non so in cosa credo;
ma queste ansie mi dicon di certo
che vi è del divino
che alberga qui dentro.




LXXV

¿Será verdad que cuando toca el sueño
con sus dedos de rosa nuestros ojos,
de la cárcel que habita huye el espíritu
en vuelo presuroso?

¿Será verdad que, huésped de las nieblas,
de la brisa nocturna al tenue soplo,
alado sube a la región vacía
a encontrarse con otros?

¿Y allí desnudo de la humana forma,
allí los lazos terrenales rotos,
breves horas habita de la idea
el mundo silencioso?

¿Y ríe y llora y aborrece y ama
y guarda un rastro del dolor y el gozo,
semejante al que deja cuando cruza
el cielo un meteoro?

Yo no sé si ese mundo de visiones
vive fuera o va dentro de nosotros:
lo que sé es que conozco a muchas gentes
a quienes no conozco.



LXXV

Sarà vero che quando tocca il sogno
con le sue dita rosa i nostri occhi,
dal carcere in cui vive fugge l’anima
in volo frettoloso?

Sarà vero che, accolto dalle nebbie,
dalla brezza notturna al tenue soffio,
alata sale alla regione vuota
con altre ad incontrarsi?

E lì spogliata dell’umana forma,
e lì ogni terreno laccio rotto,
per brevi istanti vive dell’idea
il mondo silenzioso?

E ride e si dispera e odia e ama
e serba tracce di dolore e gioia,
come quella che lascia quando passa
in cielo una meteora?

Io non so se quel mondo di visioni
vive fuori di noi oppure dentro:
quel che so è che conosco molta gente
che invero non conosco.




XXI

¿Qué es poesía?, dices mientras clavas
en mi pupila tu pupila azul.
¿Qué es poesía? ¿Y tú me lo preguntas?
Poesía… eres tú.



XXI

Cos’è poesia?, dici mentre fissi
nella mia pupilla la tua pupilla blu.
Cos’è poesia? E tu me lo chiedi?
Poesia… sei tu.




IX

Besa el aura que gime blandamente
las leves ondas que jugando riza;
el sol besa a la nube en occidente
y de púrpura y oro la matiza;
la llama en derredor del tronco ardiente
por besar a otra llama se desliza;
y hasta el sauce, inclinándose a su peso,
al río que le besa, vuelve un beso.



IX

Bacia l’aura che geme dolcemente
le onde leggere che increspa per gioco;
il sole bacia la nube a occidente
e la colora di porpora e d’oro;
la fiamma tutto intorno al tronco ardente
scivola per baciar un’altra lingua;
e anche il salice, chinando il suo peso,
al fiume rende quel bacio che ha preso.




XXXII

Pasaba arrolladora en su hermosura
y el paso le dejé,
ni aun mirarla me volví, y no obstante
algo en mi oído murmuró “Esa es”.

¿Quién reunió la tarde a la mañana?
Lo ignoro; sólo sé
que en una breve noche de verano
se unieron los crepúsculos y … “fue”.



XXXII

Nella sua beltà passava incantevole
e il passo le lasciai,
né mi voltai a guardarla, ma lo stesso
qualcosa all’orecchio sussurrò: “È lei”.

Chi è che riuscì a riunire notte e giorno?
Lo ignoro, però so
che in una breve notte in quell’estate
si unirono i crepuscoli, e poi… “fu”.




Gustavo Adolfo Bécquer
(Sevilla, 1836‑1870) es un poeta tardo romántico andaluz. Tuvo una educación literaria clasicista, con especial aprecio a los poetas latinos y españoles del Siglo de Oro: Fray Luis de León, Herrera o Rioja. En 1854 se trasladó a Madrid, donde sufrió penalidades económicas hasta que en 1860 Rodríguez Correa le consiguió un empleo fijo de redactor. En 1857 emprendió una Historia de los Templos de España. Se trataba, siguiendo a Chateaubriand, de estudiar el arte cristiano español uniendo el pensamiento religioso, la arquitectura y la historia. Para ganar algún dinero escribió en colaboración con sus amigos, comedias y zarzuelas como La novia y el pantalón (1856). En 1861 publicó sueltas la mayoría de sus rimas y leyendas y se hizo un nombre. En 1868 perdió, con la revolución liberal, su puesto oficial, al tiempo que cayó el ministro, protector y admirador de Bécquer, Luis González Bravo. En 1870 fue nombrado director de La Ilustración de Madrid pero murió el 23 de septiembre de ese mismo año. Su obra fue compilada y publicada póstumamente por sus amigos: las Rimas (1860-61), las Cartas literarias a una mujer (1860-61), las Cartas desde mi celda (1864), las Leyendas (1860-65) y el Libro de los gorriones (1868). Las Rimas se encuadran dentro de dos corrientes heredadas del Romanticismo: la revalorización de la poesía popular y la llamada estética del sentimiento. Su obra ha ejercido especial atracción entre los grandes poetas españoles y latinoamericanos del siglo XX y ha sido permanentemente objeto de estudio.

Visits: 680
close

¡SIGAMOS EN CONTACTO!

¡Nos encantaría tenerte al día con nuestras últimas publicaciones

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.