Vuela Palabra

Poemas de Pedro Licona

PEDRO LICONA: Confesión al aire libre y otros poemas


Presentamos una selección de poemas de Pedro Licona quien nació en Quibdó, Chocó-Colombia en el año 1948. Poeta, novelista y cuentista. Licenciado en Filología y Topógrafo. Ha publicado los libros de cuentos: Lámparas de mi Tierra (1983) y Campeón de Sueños ( 1984); los poemarios Viaje a pie al Akasha (1991), Receta para llamar el amor (2006), Paisaje de Memoria y El Toque del Tiempo (2009), Ilusión (2017); y las novelas 7 y 45 (2007), Sambapalo (2011)  y Tiempo de Gracia (2014). 




UN SEGUNDO DE GLORIA

En estas monótonas tardes
……………………………..Que hablan al oído del día
Queremos detener la prisa de las almas citadinas
Aferradas al encanto de la computadora y la internet.

Los campesinos deseamos el arribo
.……………………………..De  un segundo de gloria
Ahuyentamos el dolor que pinta las paredes
Y se desgasta al escuchar el toque sonoro
De un tambor de vientos que cruza victorioso
Crecido y altivo
Entre la abundancia soñada
……………………………..Para este canasto de versos.




LOS ROSTROS DEL DÍA Y LA NOCHE

Quiero retratar los rostros del día y la noche

Las caricias de las bellas mañanas de sol
La relación insospechada con la neblina
Cuando insiste en traspasar el umbral de la puerta
Sin ser invitada al ritmo de este loco tambor.
Quiero jurar felicidad sobre una piedra del patio
Decir lo bien que me he sentido
……………………………..Con la sinfonía matinal de los pájaros
No importa si están alojados en el regazo del árbol
El descansabrazos de la entrada,
……………………………..Las ventanas, la cocina, el comedor, el baño
O arriba de cualquiera de mis sueños.





LLUEVE, LLUEVE, REGRESA LA NEBLINA

Los hombres se internan en la blancura de la mañana

Densa costra transparente que todo lo cubre
Detiene a ratos el aliento
Corta las alas del frío.
El pasto, los cultivos abren sus brazos
Yerguen sus cuerpos
Enfundan, delinean un verde victorioso
Encienden el brillo de la esperanza
Prometen larga vida a quienes deletrean el mensaje
.……………………………..A ras de una mirada fugaz, quizás
A favor de la alegría, el triunfo, el aplauso
Porque se han unido los brazos del agua con la tierra.
Sólo un compás de espera
Y sabio, encantado, regresará el sol con sus rayos locos
Como palabra faltante en las pulsiones de una canción.



DE LA ORILLA DEL CERCO AL FINAL DEL CAMINO REAL

Las raíces de la floresta buscan la humedad del riachuelo
Ahora que la alegría señala la luz del horizonte.
Muchos vecinos han transitado por el camino real
Dicen poseer la fórmula para que se termine el miedo
Sembrado en el alma de los suelos resecos
Como señales de indiferencia más allá de los altos árboles.
Por eso, las flores que brindan su aroma a la piel de cada día
Esconden la mirada entre las hojas de las puertas
Llevan en la retina el color de  los cercos ajenos
Con púas templadas,
Señalando la ruta  directa al vacío.

 


AMANECE Y ESTAMOS A SALVO

Qué placidez contar, uno a uno, a los habitantes de esta Casa

Levantar los ánimos, recoger azadones
Hacer la rueda alegre al final de la jornada
Para atenuar la mancha de sol
……………………………..Marcada en nuestras cicatrices.
Hace falta el abrazo como regalo inesperado
Como larga comunión al rayar el día
Sin que el otro compañero
……………………………..Deje sentada la sombra de su sonrisa
Sobre nuestras ropas gastadas.
Así avanza el lazo que nivela las angustias del día
La caricia sin malicia
La siembra de gozo en nuestras almas.





CONFESION AL AIRE LIBRE

Quisiera hablar de las impurezas del agua de la alberca

Los compases sórdidos de las Guacharacas entre la floresta
La picada habitual de los  mosquitos
…………………………………………………Imposibles de evitar.
Quisiera hablar de los tobillos hinchados
…………………………………………………al final de la jornada
de mis olvidos recurrentes
del encierro delicioso en esta época de pandemia
de la mudez de las paredes de mi habitación
donde juro vigilan mis antepasados
tiernos vigías de la niebla de mi imaginación.




 

 

 

Visits: 1847
+2

4 comentarios en “PEDRO LICONA: Confesión al aire libre y otros poemas”

    1. Alonso Pérez Marchelli

      Me encantaron estos poemas construidos con sencillez pero reflejando la hondura del pensamiento de su autor. Poemas donde la naturaleza esta casi siempre presente y donde bailan alegres los ángeles del idioma bien construido, el buen humor del hombre bien intencionado y las multicolores mariposas de una fértil imaginación. Una delicia son éstos poemas de Pedro Licona Los voy a juntar con los de otros dos poetas colombianos que siempre me han acompañado: Alvaro Mutis y la pirotecnia de sus poemas bien timbrados y Luis Carlos Lopez, el dueño de poemas frescos, hilarantes pero siempre sesudos, de fina ironía.

      0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *